5.000 empleados trabajan en el coche autónomo de Apple

0
174

El coche autónomo de Apple está en marcha y tiene asignado una fuerza laboral de 5.000 empleados, según ha revelado una investigación del FBI donde se acusa a un ex-trabajador de un presunto robo de secretos comerciales.

El acusado se llama Xiaolang Zhang. Comenzó a trabajar para Apple hace tres años y el pasado mes de abril fichó por XMotors, una firma china dedicada a la investigación tecnológica de automóviles.

Según la demanda presentada ante un tribunal federal, Zhang descargó ilícitamente una gran cantidad de información del proyecto de coche autónomo de Apple y se la llevó a XMotors. La declaración de Apple es la típica en estos casos: “nos tomamos muy en serio la confidencialidad y la protección de nuestra propiedad intelectual. Estamos trabajando con las autoridades en este asunto y haremos todo lo posible para asegurarnos de que esta persona y otras personas involucradas sean responsables de sus acciones”.

El coche autónomo de Apple

La verdadera importancia del caso radica en la investigación realizada por el FBI para el caso y que confirma que el proyecto de coche inteligente de Apple es toda una realidad, aunque otra cosa es cuándo y si terminará llegando al mercado.

La agencia policial explica que 5.000 empleados de Apple están implicados de alguna manera en “un proyecto para desarrollar software y hardware para usar en automóviles autónomos”. Más de la mitad de ellos, 2.700, tendrían acceso a las bases de datos protegidas.

Apple Car (o iCar) está en las quinielas de la rumorología desde hace un lustro y se comenta que era el último proyecto en el que estaba trabajando Steve Jobs antes de su muerte. El proyecto -nombre en clave Titán- estaría dirigido por Steve Zadesky, actual vicepresidente de diseño en Apple que llegó desde Ford para ponerse al frente de un grupo numeroso de empleados en el que se incluiría el anterior responsable de Investigación y Desarrollo de Mercedes.

AppleCar

Apple seguiría los pasos de compañías como Tesla Motors. Un buen espejo donde mirarse por lo que está consiguiendo esta firma alternativa a las grandes del automóvil, especialmente en coches eléctricos. Como ella, el Apple Car incluiría conducción autónoma, unos desarrollos que veremos circular normalmente la próxima década.

Con la posición de Apple en la industria tecnológica actual (y en general en todo el mercado) puedes imaginar lo que significaría su entrada en el sector de la automoción. Entrada que ya se ha producido a través de CarPlay, la versión del sistema iOS diseñada para los sistemas de info-entretenimiento del automóvil y con protagonismo para el asistente Siri.

Con 300.000 millones de dólares en efectivo (o más), Apple tiene margen para entrar en una industria de la automoción que ofrecerá nuevos modelos que no reconoceremos de los actuales salvo por las cuatro ruedas, después del gran proceso de inmersión tecnológico en marcha en el sector.

Fuente

Compartir