Biografía: Armando Beltré, llegó en bola a la capital para especializarse en la música

0
2127
Armando Belté

SANTO DOMINGO.- Este músico puso su sello en tantas canciones que recuerda que la mayor parte de su tiempo desayunaba, almorzaba y cenaba en un estudio de grabación, pues cada vez que alguien quería una trompeta en una de sus canciones pensaba en él.

Trabajó con Frank Sinatra, Julio Iglesias, Rafael Solano, Libertad Lamarque, José José, Juan Luis Guerra, Tito Rodríguez, Johnny Ventura, Celia Cruz, Sergio Vargas, Billo Frómeta, Marco  Antonio Muñiz y Antonio Morel, entre otros

Armando Beltré Ozena nació en Azua, República Dominicana, el día 16 de agosto de 1935, hijo de Luis Emilio Beltré, y Altagracia Ozema. Tiene una familia de 29 hermanos, 20 de ellos de padre, y está casado con Rosanely Sosa.

Su padre fue director de la banda de música de Azua, en la que tocaba el contrabajo, y su madre una apasionada de la poesía.

Inició sus estudios musicales con su padre a los 8 años de edad, con quien tomó clases de solfeo hasta que cumplió los 12 años. Luego se inscribió en la academia de música del Ayuntamiento de Azua, donde la trompeta se convirtió en una obsesión para él

Antes de los 15 años ya tocaba en un grupo musical que dirigía su hermano mayor Luis Antonio Beltré, apodado el Pollo, pero su meta era irse a Santo Domingo para continuar sus estudios musicales.

Se trasladó a Santo Domingo a la edad de 17 años y recuerda que le pidió una bola a un señor que transportaba carbón por las noches en un camión, y así llegó a la capital, a   casa de una prima de su padre, donde solo duró una semana, ya que ingresó a la banda de música del Ejército Nacional, donde continuó estudiando trompeta.

“Para ingresar tomé un examen y cuando comencé a tocar el maestro me dijo: ya no siga, ya no siga” y quedó nombrado con un salario 27 pesos con 80 centavos.

Al cabo de tres meses lo llamaron para integrarlo a la Aviación Militar Dominicana, hoy, Fuerza Aérea de República Dominicana, donde se perfeccionó en la trompeta. “En la Fuerza Aérea fue donde yo realmente estudié trompeta, porque de allí salí siendo un verdadero músico”, recordó Armando Beltré.

A los 20 años de edad era músico de la orquesta de Antonio Morel, en la que acompañó a cantantes como Julito Deschamps, Joseíto Mateo, Francis Santana y Frank Cruz, entre otros.

A finales de los años 50 pasó a la orquesta de Rafael Solano, al programa La hora del moro, que se transmitía por Rahintel (Antena Latina). Luego entró a la orquesta de Johnny Ventura y en un viaje a los carnavales de Venezuela se quedó en Caracas en 1967.

En esa época fue parte de los músicos de grabación de Billo Frómeta, con quien hizo un disco, el cual fue grabado en Puerto Rico. En Caracas también trabajó con el grupo Los Napolitanos y en la orquesta de Gregorio Garrido, una big band, de la que fue primera trompeta. En Caracas conoció al bolerista Tito Rodríguez, quien lo quería para su banda.

“Lo felicito, lo escuché tocar su primera trompeta y de verdad que tiene un buen sonido. Si lo necesito algún día usted se iría conmigo”, le comentó Tito Rodríguez en Venezuela.

Al cabo de tres años en Venezuela regresó a Santo Domingo, de nuevo a la orquesta de Solano. Luego se fue a vivir donde una hermana a Nueva York e ingresó a la banda de Tito Rodríguez.

Cuando hablé con Tito Rodríguez salí de ahí contento, hasta nervioso me puse cuando fui a saludarlo. Él me dijo: “Yo quiero que tú seas mi primera trompeta”, relató Beltré.

Con Tito conoció muchos países, porque vivían viajando a diferentes plazas y las actividades eran constantes. Dos años fueron más que suficientes para Beltré con Tito, pues le gustaba estar en la República Dominicana y volvió a su país, de nuevo donde Rafael Solano.

“Beltré, traidor, ya me lo dijeron, te fuiste con Solano”, le manifestó Tito Rodríguez  días después a través de una llamada telefónica.

Uno de los primeros merengues que recuerda grabó fue Arroyito cristalino, con Rafael Solano. También formó la orquesta ABC, con la que grabó un disco en 1984.

En 1987 fue parte de los músicos que acompañaron a Juan Luis Guerra y Sergio Vargas a Venezuela, cuando murió el percusionista Ángel Andújar, conocido como Catarey.

Durante mucho tiempo fue un músico de grabación y de tantas canciones no recuerda bien a las que puso su trompeta, pero está seguro que pasan de   mil.

En noviembre de 2013, la Alcaldía y la  Gobernación de Azua le rindieron un homenaje, con motivo de la celebración del Día del Músico, que se celebra cada 22 de enero en el país, por su trayectoria y poner en alto el nombre de este municipio.

La academia de música de Azua hoy lleva el nombre de Armando Beltré.

Preparado por Fausto Polanco