Economía dominicana reacciona positivamente a medidas de flexibilización monetaria

0
36

SANTO DOMINGO.- El Banco Central de la República Dominicana, con el interés de mantener debidamente edificados a los agentes económicos y al público en general y como parte de su compromiso con la transparencia y la divulgación oportuna de datos, informa los resultados preliminares del comportamiento de la actividad económica correspondientes al período enero-agosto de 2019.

El indicador mensual de actividad económica (IMAE) muestra un crecimiento de 4.8 % en el mes de agosto de 2019, manteniéndose la expansión acumulada promedio del periodo enero-agosto 2019 en 4.7 %, lo que refleja que la economía dominicana ha reaccionado favorablemente a las medidas de flexibilización monetaria implementadas a partir de junio del presente año, conforme a lo esperado por el Banco Central.

Los resultados del IMAE en el mes de agosto de 2019 se sustentan principalmente en el incremento experimentado en el valor agregado real de las siguientes actividades económicas: Explotación de Minas y Canteras (12.4 %), Servicios Financieros (12.3 %), Construcción (8.7 %), Otras Actividades de Servicios (6.3 %), Energía y Agua (6.2 %), Actividades Inmobiliarias (5.2 %) y Agropecuaria (4.9 %).

De manera particular, cabe destacar que la expansión en la actividad Construcción de 12.3 % en julio y 8.7 % en agosto ha permitido más que compensar el impacto negativo del sector turístico en el crecimiento del IMAE, producto de las cancelaciones de reservas asociadas a la desafortunada campaña mediática que afectó al país por los incidentes ocurridos a turistas estadounidenses en la primera mitad del presente año.

En efecto, se estima que la expansión interanual de la economía habría estado en torno a 5.5 % en los meses de julio y agosto de no haberse registrado una contracción en la actividad Hoteles, Bares y Restaurantes en los referidos meses. Se espera que esta actividad se recupere hacia finales de año, proyectándose una llegada de pasajeros no residentes e ingresos por turismo en torno a los niveles del año 2018.

Un aspecto relevante a señalar es que con la expansión promedio de 4.7 % en los primeros ocho meses de 2019, el país mantiene el liderazgo en términos de desempeño económico en América Latina, región que de acuerdo a los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI) crecería apenas un 0.6 % al cierre de 2019.

Cabe destacar que este notable desempeño de la economía dominicana ha sido alcanzado en el contexto de un entorno internacional desfavorable, caracterizado por problemas geopolíticos, guerras comerciales entre las principales economías del mundo y la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit). Asimismo, han incidido factores de incertidumbre en el ámbito doméstico, propios de un proceso pre-electoral, que han afectado las expectativas de los agentes económicos.

En el contexto del panorama internacional anteriormente descrito, tanto las economías desarrolladas como las emergentes presentan una importante reducción en el ritmo de crecimiento en este período y una baja de sus proyecciones para el cierre de año, lo que ha motivado un cambio de postura de la política monetaria prácticamente generalizado, hacia un corte más expansivo, con mayor liquidez en los mercados y menores tasas de interés.

En este sentido, la Reserva Federal de los Estados Unidos redujo en septiembre, por segunda ocasión consecutiva, la tasa de interés de referencia en 25 puntos básicos y ha inyectado recientemente más de US$250 mil millones al sistema financiero. Por otro lado, el Banco Central Europeo disminuyó la tasa de interés de la facilidad permanente de depósitos (overnight), ubicándola en un mínimo de -0.50 % anual y anunció una nueva ronda de compras de activos de deuda soberana por un monto mensual de €20 mil millones de euros. En el caso de América Latina, se observa una tendencia hacia la flexibilización de la política monetaria en los últimos meses, como es el caso de Brasil, México, Chile, Perú, Costa Rica y República Dominicana.

Resulta importante mencionar que con los resultados del IMAE de julio y agosto, el crecimiento interanual de la tendencia-ciclo se ha estabilizado, lo que permite inferir una mejoría en las perspectivas de crecimiento para el resto del año.

El comportamiento del IMAE en los últimos dos meses refleja que las medidas de flexibilización monetaria han sido oportunas y positivas y han contribuido a dinamizar el crédito privado. En efecto, el 71.6 % del aumento acumulado de RD$66,595.3 millones en la cartera de préstamos en moneda nacional en los primeros nueve meses del año ha sido generado desde el 5 de junio hasta el cierre de septiembre, unos RD$47,699.5 millones correspondientes a RD$21,055.8 millones de recursos del encaje legal y RD$26,643.7 millones adicionales por efecto multiplicador con recursos propios del sistema financiero en el referido período.

En términos anualizados, la cartera de crédito en moneda nacional al sector privado registra un aumento de RD$93,607.4 millones al cierre de septiembre de 2019 en comparación a septiembre de 2018, equivalente a un crecimiento de 11.1 %, superior al ritmo de expansión del producto interno bruto (PIB) nominal.

 

 

  1. Inflación

 

El índice de precios al consumidor (IPC) en el mes de septiembre del presente año registró una variación de 0.38 % con respecto al mes de agosto 2019, colocando la inflación acumulada en 2.38 %. Con este resultado la inflación interanual, medida desde septiembre de 2018 hasta septiembre de 2019, se ubicó en 2.02 %, manteniéndose por debajo del límite inferior del rango meta de 4.0 %±1.0 % establecido en el Programa Monetario.

 

En la inflación acumulada durante el período enero-septiembre 2019 ha incidido principalmente la variación del grupo Alimentos y Bebidas No Alcohólicas (5.62 %) el cual explica aproximadamente el 65 % del incremento acumulado en los primeros nueve meses del año.

 

En cuanto a la inflación subyacente anualizada, la misma se situó en 2.14 %. Este indicador estima las presiones inflacionarias de origen monetario, aislando los efectos de factores exógenos, al excluir del IPC general algunos bienes agropecuarios cuyos precios tienden a ser volátiles, las bebidas alcohólicas, el tabaco, los combustibles y los servicios administrados y de transporte, permitiendo de esta forma extraer señales más claras para la conducción de la política monetaria.

 

Finalmente, se espera que las condiciones monetarias permanezcan favorables durante los próximos meses conforme continúe operando el mecanismo de transmisión de la política monetaria, con tasas de interés más bajas y la colocación de RD$13,308.8 millones pendientes por desembolsar de los recursos del encaje legal, contribuyendo a continuar impulsando la demanda interna, a través de una mayor inversión y consumo privado, lo que permitiría que el ritmo de crecimiento de la economía dominicana se estabilice en torno a su potencial de 5.0% al cierre de 2019, en un contexto de baja inflación y de estabilidad relativa del tipo de cambio.

 

 

 

 

Compartir