El Opportunity no responde, la NASA prepara un adiós definitivo

0
224

Ha sido todo un ejemplo. El rover Opportunity se ha convertido en uno de los proyectos más exitosos de la NASA, de ello dan fe sus más de cinco mil días de misión en Marte (se diseñó para durar 90 días), sus ruedas desgastadas, que evocan los zapatos del valiente aventurero que explora incansable aunque los pies le fallen, y su lucha constante contra las inclemencias de la superficie marciana que, al final, se ha saldado con una derrota.

El Opportunity ha sido durante años nuestros ojos en Marte. Gracias a él hemos podido conocer mucho mejor a nuestro polvoriento vecino, y ha sido posible establecer las bases que necesitábamos para poder emprender nuevas misiones a medio y largo plazo.

Por desgracia la tormenta de arena masiva que azotó buena parte de Marte hace unos meses dejó inutilizado al rover. El Opportunity depende de sus paneles solares para generar energía, así que privarle de la luz solar equivale a dejarlo inoperativo, tal y como confirmó la NASA en su momento, aunque la agencia estadounidense no perdió la esperanza.

Desde que el Opportunity quedó en suspenso han intentado contactar con él por activa y por pasiva, pero el resultado siempre ha sido el mismo. Los meses han pasado y al final no ha podido ser. Hoy, tras tantos esfuerzos y tantas esperanzas, la NASA considera que el Opportunity ya no tiene posibilidades de recuperarse.

Han sido ocho los meses que la NASA ha dado de margen al Opportunity para responder a sus llamadas de radio, y la respuesta siempre ha sido la misma. No está claro si el rover puede haber sufrido algún tipo de daño como consecuencia de la tormenta de arena, pero con el gélido invierno marciano a la vuelta de la esquina y el Opportunity sin energía el desenlace está claro: sus calentadores eléctricos no funcionarán, y sin ellos sus componentes no podrán resistir las temperaturas de hasta 105 grados bajo cero que pronto registrará la superficie marciana.

En la NASA todo está preparado para despedir al Opportunity como se merece tras quince años de misión. Su legado pasará a la historia de la exploración espacial, y sus responsables serán recordados por haber dado forma a uno de los exploradores espaciales más longevos de principios de siglo.

Cinco logros que definen el papel del Opportunity en Marte

Quince años de misión dan para mucho. El valor que ha tenido la misión del Opportunity en Marte para la exploración espacial es incalculable, pero queremos compartir con vosotros cinco logros que os ayudarán a entender mejor esta realidad:

  1. Dinámica de la atmósfera marciana: el instrumental de este rover nos ha permitido entender mejor cómo funciona la tenue atmósfera de Marte, su composición y cómo actúan los vientos marcianos a la hora de mover la arena en la superficie del planeta.
  2. Océanos en Marte: nuestro vecino rojo llegó a tener suficiente agua como para albergar océanos en su superficie. La mayor parte de dicha agua fue expulsada al espacio tras el debilitamiento de la atmósfera del planeta, pero una parte quedó bajo su superficie, y otra congelada en los polos.
  3. Meteoritos: hay una cantidad considerable de restos de meteoritos en la superficie marciana. Esto indica que el planeta pudo recibir elementos que no estaban presentes originalmente en su superficie, y que hoy podrían haber desaparecido por completo.
  4. Vida en Marte: en general durante toda la misión del Opportunity en el planeta rojo se han encontrado datos e información que refuerzan la idea de que nuestro vecino pudo tener un pasado muy similar a la Tierra, y que incluso pudo llegar a ser habitable.
  5. El agua fluyó en Marte: el Opportunity envío imágenes a la NASA que mostraban vetas de yeso de colores brillantes en las rocas que, según la agencia espacial, debieron formarse por el flujo de agua surgido a través de rutas subterráneas.
Compartir