Farruko busca le devuelvan 51 mil dólares que se ganó en República Dominicana

0
365

PUERTO RICO.- El reguetonero Carlos Efrén Reyes Rosado, conocido musicalmente como Farruko, presentó una moción en el Tribunal Federal con el argumento de que no había razón para confiscarle $51,802 cuando fue arrestado en el aeropuerto de Isla Grande.

Farruko fue detenido por las autoridades federales luego que fuera sorprendido en el Aeropuerto de Isla Grande entrando al país desde República Dominicana con $51,802 escondidos en su equipaje y sus zapatos.

Antes de la detención, había llenado una declaración de inmigración indicando que no traía más de $10,000.

El dinero, de acuerdo a su abogado, provenía de su presentación en el país vecino. La paga ascendería a $70,000.

La defensa legal de cantante se opuso a que el gobierno federal retenga el dinero que le fue incautado en abril del año pasado cuando fue detenido en un aeropuerto del archipiélago borincano sin declarar la cantidad en efectivo con la que cargaba, informó El Nuevo Día.

Según el licenciado Allan Rivera, la confiscación no procedería porque Farruko obtuvo el dinero de forma legal.

Además, resalta que cuando se declaró culpable, en marzo pasado, la fiscalía “planteó que no había evidencia de que el dinero ocupado al acusado era parte de drogas, crimen o empresa ilegal o como ganancias de esa empresa”.

“La violación del acusado no estaba relacionada con ninguna actividad ilegal y el dinero es parte de ganancias legales relacionadas con el sustento del acusado”, sostuvo Rivera.

Es por esto que el abogado se opuso a que la Fiscalía sostenga que el dinero es parte del “cuerpo del delito”, ya que la detención no fue por la forma en que se los ganó sino por no notificar la cantidad.

“El acusado Reyes Rosado no cae en la clase de personas para quien el estatuto (de la confiscación) fue diseñado principalmente, a saber, traficantes de droga, terroristas, lavadores de dinero, estafadores, evasores contributivos o criminales similares”, agregó.

Fuente/El NUEVO DÍA

Compartir