La ameba come cerebro, una enfermedad con una tasa de mortalidad del 97%.

0
116

Naegleria fowleri, conocida coloquialmente como ameba comecerebros, es un ameboflagelado aeróbico de vida libre patogénica típica de aguas dulces templadas y estancadas como lagos, lagunas, estanques, piscinas, aguas termales y canales de riego. Es un parásito facultativo, que puede sobrevivir tanto fuera como dentro de un huésped.

Esta puede producir la meningoencefalitis amebiana en los seres humanos, por lo cual se la conoce coloquialmente como «ameba comecerebros». Pertenece al filo Percolozoa y puede encontrarse en forma de trofozoíto (activo) o quiste (vegetativo). El trofozoíto puede cambiar de la forma ameboide a una temporalmente flagelada a unos 25-34 ºC.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dicen que la ameba es un organismo vivo unicelular que se encuentra comúnmente en agua dulce templada como lagos y ríos. La ameba ingresa al cuerpo a través de la nariz, viaja al cerebro y destruye el tejido cerebral, según los CDC.

Entre 2009 y 2018, los CDC dicen que solo se informaron 34 casos de infección por Naegleria fowleri en EE.UU. Solo cuatro personas de los 145 casos conocidos sobrevivieron entre 1962 y 2018.

La ameba come cerebro está causando una especia de pánico, debido a que tiene una tasa de mortalidad del 97%. Este es el tipo de noticias que puede hacer que te preocupes, pero conocer los datos sobre esta enfermedad ayuda.

1.- ¿Cómo infectan estas cosas a las personas?

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la ameba –conocida como Naegleria fowleri o N. fowleri– se encuentra principalmente en el agua dulce caliente y en la tierra. Esta infecta a las personas cuando el agua contaminada entra en el cuerpo a través de la nariz. Importante: no puedes infectarte al tragar agua infectada o por el contacto que esta tenga con tu piel.

2.- Entonces ¿no puedo ir a nadar sin preocuparme?

La N. Fowleri prospera en agua fresca caliente, como manantiales y lagos durante el tiempo de verano. Si quieres ser súper cuidadoso, quizás deberías apegarte al agua salada, lo que significaría ir al mar. Pero los CDC observan que es difícil predecir dónde podría ocurrir una infección: “Se desconoce la razón por la que ciertas personas se infectan con N. Fowleri mientras que otros millones que se exponen al agua caliente en lugares recreativos no se infectan, incluyendo aquellas personas que estaban nadando con personas que se infectaron”.

3.- ¿Acaso mucha gente se infecta?

Los CDC siguen considerando la meningoencefalitis amebiana primaria (MAP) como una enfermedad rara. Un total de 133 infecciones fueron reportadas entre 1962 y 2014. Es común que las personas infectadas hayan participado en actividades relacionadas con el agua –como nadar debajo del agua, practicar clavados y sumergir la cabeza en el agua– que puedan haber causado que el agua entrara por la nariz hacia el cerebro. Si alguna de estas actividades te hacen sentir en riesgo, es mejor evitarla.

4.- ¿Cuáles son los síntomas?

En la primera etapa de la infección, una persona puede tener fiebre, náusea y vómitos, así como dolor de cabeza frontal severo. A medida que la enfermedad progresa, la víctima puede experimentar rigidez en el cuello, alucinaciones, convulsiones, alteración del estado mental y caer en una coma.

5.- ¿Hay una cura para ella?

Todavía no. Debido a la relativa baja incidencia de la enfermedad (de 0 a 8 infecciones al año), los investigadores todavía tienen que comprender por qué tantas personas que nadan en agua caliente no se infectan. Aun cuando 4 personas han sobrevivido a la infección MAP, esta casi siempre es fatal.

Compartir