La explosión causó daños graves en Villas Agrícolas

0
79

La situación de pánico generada por la explosión fue aprovechada por delincuentes que se dedicaron a saquear viviendas que estaban solas Los habitantes en lazona de afectación de la explosión ocurrida en la empresa de Polyplas necesitarám mucho tiempo para superar el trauma causado por el evento.

Así lo refirió César Paulino, uno de los vecinos cercanos al lugar donde está ubicada la referida empresa. “Nosotros no pudimos hacer otra cosa que salir corriendo, ya que eso nos sorprendió a todos”, dijo Paulino.

Expresó que lo más triste del caso es que en medio de la tragedia, un grupo de delincuentes aprovechó para robar en algunas viviendas que fueron abandonadas temporalmente por sus propietarios al momento de la explosión.

José Linares, otro vecino, indicó que los daños dejados por la onda expansiva de la explosión en el sector son cuantiosos.

“Prácticamente todos los negocios del sector sufrieron daños, incluyendo el hotel Latino, que prácticamente quedó sin puertas de cristal”, dijo.

También se reportaron daños en el club deportivo Los Pioneros, ubicado al lado del lugar del evento. Asimismo, todas las persianas de la parroquia San Mateo Apóstol, ubicada en la calle Félix Evaristo Mejía, así como los vitrales, la capilla del Santísimo, la sacristía y oficinas resultaron afectadas.

Decenas de vehículos cercanos quedaron sin cristales, otros bajo escombros. También varias viviendas cercanas resultaron con el techo y ventanas destruidas.

Empleados del Polyplas
El nerviosismo aumentaba conforme pasaban las horas.

Familiares de empleados se presentaron al lugar a indagar algún tipo de información que los conduzca a dar con el paradero de su pariente.

Algunos afirmaron haber recorrido los hospitales sin obtener respuesta positiva. Tal es el caso de Ana Francisca Reyes, quien buscaba desesperadamente a su cuñada Rosa Amelia Peña, de 52 años, quien al momento de la explosión se encontraba en el área de almacén de la empresa junto a otras dos personas. Rosa Amelia, quien se desempeñaba como archivista grabó una nota de voz poco antes de la explosión y la envió a su cuñada.

“Y estamos oscuritos, en una oscuridad que solo Dios sabe. Estamos que no podemos ni respirar. Pídanle a Dios que salgamos bien de aquí. Estamos mal aquí. Estamos asfixiándonos”, agrega Rosa Amelia. Otra empleada de Polyplas que se encontraba junto a Rosa Amelia transmitió a través de su cuenta de Facebook la situación desde el almacén antes de la explosión.

Agentes de la Policía Nacional permanecían anoche en el lugar para evitar vandalismo.

Polyplas lamenta explosión en fábrica
El empresario Manuel Diez Cabral, propietario de la empresa Polyplas, lamentó el hecho y dijo que lo más importante es la integridad de los colaboradores. “Lamentamos la tragedia en nuestras instalaciones de Polyplas. Aún desconocemos la magnitud del siniestro y lo que lo originó. Para nosotros lo más importante es la integridad de nuestros colaboradores”, dijo Diez.

Compartir