La nueva y peligrosa estafa de WhatsApp que se extiende por todo el mundo

0
291

Parece que WhatsApp ya se ha convertido en el principal objetivo de los hackers, y es que cada vez se encuentran más amenazas y fraudes en este servicio de mensajería instantánea que, por cierto, es el más usado a nivel mundial. 

Ahora, una nueva y peligrosa estafa está rondando en los chats de esta aplicación y ya son miles de víctimas las que han caído en Europa, principalmente en países como Holanda y España, lugares donde se han recibido cientos de denuncias por esta nueva modalidad de robo en línea. 

Se trata de un mensaje que en apariencia resulta inofensivo, pero que es capaz de robar los datos del usuario de una manera muy rápida y eficaz, y que puede presentarse dos formas distintas. 

La primera de ellas, es un mensaje en el que se le pide al usuario que acceda a un link, una vez que la persona ha dado clic a este enlace, en el que se les informa que supuestamente se hicieron ganadores a un dinero, los hackerscomienzan a actuar. 

Mientras que la segunda modalidad, engaña a la víctima mediante un mensaje en el que se adjunta un contacto telefónico con un texto que señala que necesitan que los llamen con urgencia, sin embargo, todo se trata de una mentira. 

Los expertos en seguridad informática aseguran que cuando una persona hace caso a cualquiera de estas dos modalidades, los hackers tienen acceso al celular y una vez dentro se encargan de robar las contraseñas, correos electrónicos y vaciar las cuentas bancarias

Además, este fraude ya se está expandiendo a Sudamérica, especialmente a países como Brasil y Uruguay, donde ya se han registrado algunos casos de este tipo de estafa.

Y es que los especialistas también señalan que aquellos que han sido víctimas de este fraude, también son vulnerados en sus contactos y comienzan a mandar el mensaje como si fuera un tipo de cadena. 

Los expertos en seguridad recomiendan hacer caso omiso a estos mensajes y eliminarlos, además de dar aviso a las autoridades correspondientes.

Fuente/EL NUEVO DÏA

Compartir