Laguna Dudú ha acabado con la vida de al menos cinco personas

0
393

Santo Domingo.- Hasta tanto se concluya el rescate de los dos buzos italianos ahogados en la laguna Dudú, Cabrera, María Trinidad Sanchez, las operaciones del lugar ecoturístico estarán paralizadas de forma provisional y por tiempo indefinido, además las autoridades analizarán las posibilidades de sí, se restringe o no el buceo en esa laguna.

Leonardo Liriano, coordinador provincial de áreas protegidas del Ministerio de Medio Ambiente, adelantó que un Comité Multidisciplinario compuesto por Medio Ambiente, el Comité de Operaciones de Emergencias, equipos de buceadores certificados, analizaran las condiciones del área de las practicas de buceo en ese cuerpo de agua.

“Hay regulaciones específicas para cada área en función de las características.  Apartir de esta situación hay que analizar las realidades del área. Vamos a verificar la situación”, precisó el funcionario tras especificar que desconoce otros casos similares registrados en esa laguna.

Reseñas periódicas dan cuenta en distintas fechas, de que otras personas han perdido la vida en condiciones similares, sin que trascienda a la luz pública.

Entre esos casos, figuran Deivy Alexander Grullón Martínez, de 20 años, perdió la vida en el mes de enero del 2017;  Suly Antonio Rivas de 40 años, en agosto 2015; además de otro reportado en el 2014 no identificado.

Este martes el equipo rescate que trabaja en la búsqueda de los buzos desaparecidos el sábado, localizó el cuerpo de uno de estos, aunque por la peligrosidad y profundidad no pudo sacarlo a la superficie.

Esa información la ofreció vía telefónica el director general del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR) general de brigada Juan Carlos Torres Robiou, quien  junto a miembros de la Armada Dominicana, la Policía Nacional y el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) están al frente de la operación.

Los extranjeros Carlos Barbieri y Carlos Basso, de 57 y 44 años, quienes buceaban en la laguna, eran buscados desde sábado por Phillip Lehman y Ángel Comprés, del equipo de rescate de Dominican Republic Speleological Society (DRSS) a quienes se sumó Sergio Yipola, un buzo certificado de los auxiliares navales.

Compartir