Las confesiones de de César El Abusador desde Colombia y cómo sicarios intentaron matarlo

0
172

César Emilio Peralta afirmó en los interrogatorios que se llevan en Cartagena, Colombia, que en una ocasión fue atacado por sicarios en el centro de Barranquilla, Colombia, país donde se encuentra desde finales de octubre a los primeros trece días de noviembre.

Este es un episodio registrado por las autoridades de allí, quienes al llegar al lugar solo encontraron los destrozos del incidente. Horas después se presentó ante un hospital de la zona un hombre que fue herido en el tiroteo. “El Abusador” dijo que se protegió como pudo de aquel ataque y que logró herir a sus atacantes.

Sin embargo, fue la noche del lunes que las autoridades colombianas comenzaron a encajar algunas piezas del rompecabezas, aun inconcluso, del incidente en Barranquilla, ubicado a unos 119 kilómetros de Cartagena de Indias, dos horas en autobús, donde finalmente el capo fue apresado el pasado lunes.

Peralta se estuvo moviendo entre Barranquilla y Cartagena, en la costa caribe colombiana, según han confirmado a este diario oficiales superiores de la Policía Nacional de Colombia, que tuvieron bajo su responsabilidad la captura y las primeras indagatorias tras la detención de “El Abusador”.

El episodio de los sicarios relatado por Peralta fue extrañamente singular según lo revelado por Henry Sanabria, Jefe de la Policía de Cartagena, sobre los primeros interrogatorios a los que fue sometido, y a los que ha tenido acceso este diario.

“El Abusador” contó a la Policía de Colombia que protagonizó un incidente violento del que las autoridades todavía hace dos días no tenían del todo claro a sus principales protagonistas.

Hirió a dos atacantes

 

La versión que ofrece César “El Abusador”, reconocido narcotraficante pedido en extradición por los Estados Unidos, choca con parte de la data manejada hasta el momento por las autoridades nacionales, que señalaban a César dentro del territorio dominicano durante todo este tiempo y que le estiman en fuga fuera del país solo desde el pasado fin de semana.

La caída de César

César Emilio Peralta fue apresado la mañana del lunes en la habitación 1104 del hotel Murano Elite, en el exclusivo sector Boca Grande, en Cartagena, donde en los últimos días se había dedicado a tener encuentros con prostitutas y “reuniones de trabajo” incluso con un ciudadano dominicano que todavía no ha sido identificado por las autoridades que llevan el caso en Colombia, contó Sanabria, Jefe de la Policía de la turística Cartagena de Indias.

“El Abusador” estaba en fuga desde el pasado 20 de agosto cuando las autoridades dominicanas montaron un amplísimo operativo militar y policial para detenerlo con el mote de la más grande “operación contra el narcotráfico en República Dominicana”.

Durante el tiroteo en Barranquilla se registran varios heridos según el testimonio del “Abusador”,  entre ellos uno de los sicarios que fue arrestado por la Policía cuando se encontraba en un centro  de salud de la zona.

“Hubo un ataque hacia él por parte de sicarios. Él reacciona y dispara a esos sicarios, la Policía capturó a uno de ellos. Nos hizo ver que él había sido el autor de esa acción”, dijo el general Henry Sanabria, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, en una conversación con LISTÍN DIARIO.

El tiroteo de los sicarios

Ricardo Alarcón Campos, comandante de la Policía en Barranquilla, donde se habría producido el ataque de los sicarios contra César, explicó que la fecha más próxima donde registran un altercado de esta magnitud fue el 13 de noviembre pasado, con un incidente en un apartamento en el barrio Buena Vista, al norte de Barranquilla.

Alarcón Campos dijo a este diario que en el apartamento hallaron una muestra de sangre que, al cruzarla con los hospitales de la zona, coincidió con el tipo de sangre de un herido que llegó al hospital de Barranquilla.

El hombre ha negado en todo momento haber estado en el apartamento donde se halló la muestra de sangre y se produjo el tiroteo. “El Abusador” está tranquilo y consciente de los cargos en su contra por la justicia de los EEUU, dijo el general Sanabria en conversación con LISTIN DIARIO.

César Emilio Peralta está tranquilo y consciente de cuáles son los cargos en su contra que le atribuye la justicia de los Estados Unidos, dijo el general Sanabria en conversación con LISTIN DIARIO. Según el comandante, el hombre más buscado de República Dominicana ha podido conversar con sus familiares y también con sus abogados.

Las revelaciones de César “el Abusador” durante el interrogatorio indican que pensaba entregarse en enero de 2020 ante las autoridades panameñas, donde pretendía huir a comienzos del año próximo.

“Él pensaba entregarse en Panamá, en el mes de enero, por supuesto eso es lo que siempre dicen los narcotraficantes y que iba a permanecer en Cartagena todo el mes de diciembre”, informó el general.

¿Por qué quería pasarse diciembre en Cartagena?

El comandante Henry Sanabria dijo que una hipótesis sobre su estadía en Cartagena podría estar vinculada con que en diciembre la ciudad es visitada por miles de turistas y que, por ende, es más fácil desarrollar el negocio de la explotación sexual, crimen al que César estaba vinculado al momento de su arresto.

“Diciembre en Cartagena es especial por el tema turístico, aquí muchas personas generan divisas del turismo, y fluye tanta gente que a veces delincuentes lo aprovechan para prostituir personas como en el caso de César que tenía un grupo de personas explotadas sexualmente y era una forma de tener más lucro a través de la explotación sexual”, argumentó el general.

A comienzos del martes se tenía como muy probable que César el Abusador sería trasladado hacia Bogotá, Colombia, donde esperaría el proceso de extradición que lo llevaría de manera definitiva a los Estados Unidos.

“Ya hicimos el protocolo de Medicina Forense, nos hace falta ahora que haya una presentación formal del Gobierno de los Estados Unidos de la extradición. Creemos que la vamos a obtener hoy (ayer), porque ya tenían todo listo y la demora sería que tuviéramos ese requerimiento aquí en Colombia para terminar el trámite. De pronto él vaya allá a Bogotá para que espere allá el resto del trámite”, indicó.

Las intenciones eran extraditarlo ayer mismo a Estados Unidos. Hubo un cambio de planes porque las autoridades norteamericanas, DEA, Marshalls y FBI, lo estaban interrogando antes de montarlo al avión. Es probable que hoy se materialice su llegada a esa nación.

Compartir