Microsoft aconseja “no comprar” Office 2019

0
97

Office 2019 es la última versión de la suite de productividad de Microsoft para instalaciones en local. Fue anunciada el pasado año en la conferencia IGNITE y sorprendió (relativamente) al mercado en la creencia de que Microsoft apostaría definitivamente por la versión en nube Office 365.

En Microsoft debieron considerar que todavía no era el momento de cancelar la versión en local mientras que la transición a la nube no se vaya completando y, de paso, no dejar este campo libre a soluciones alternativas, véase LibreOffice 6. Ello no quiere decir que su apuesta sea total por la nube y por Office 365, hasta el punto de recomendar que “no compres” Office 2019. (Pero que te suscribas a Office 365, se entiende)

El caso viene de una nueva campaña promocional en el que enfrenta a gemelos idénticos, realizando tareas idénticas y con software común, que no idéntico: Office 365 y Office 2019. En el vídeo de Word, los gemelos editan un currículum, agregan habilidades y lo envían a los reclutadores. Al usuario de Office 365 le quedaba tanto tiempo que decidió cortar algunos pimientos.

En el correspondiente a la hoja de cálculo, Excel, utilizaron las nuevas funciones conectadas a la nube, como la búsqueda de capitales, poblaciones y ciudades más grandes. Naturalmente, el usuario de Office 365 tuvo tiempo para saltar la cuerda.

Y, finalmente, otras gemelas actuaron con el software de presentaciones PowerPoint, diseñando diapositivas, insertando texto y tinta a texto y tinta a formas. El usuario de Office 365 decidió hacer unos batidos cuando terminó. Bastante antes que el de la suite Office 2019.

¿Es tan bueno Office 365 o tan malo Office 2019? Office 2019 tiene su base en las características añadidas a Office 365 ProPlus en los últimos tres años, sus aplicaciones, así como las actualizaciones de seguridad y corrección de bugs aparecidas desde el lanzamiento de Office 2016 a la que sucede. La principal diferencia es que la versión en nube se actualiza constantemente y el sistema de distribución que emplea, un modelo de suscripción por el que está apostando totalmente el gigante del software como vimos recientemente con Microsoft 365.

En resumen, si deseas tiempo libre para cortar pimientos, saltar la cuerda o licuar batidos, Microsoft te aconseja utilizar Office 365 y “no comprar” Office 2019.

Compartir