Netflix sube el precio de sus servicios de suscripción

0
139

Netflix ha anunciado una importante subida de precio de sus servicios en streaming, la mayor desde su lanzamiento en 2007. El incremento de tarifas va desde el 13 al 18% y -de momento- se limita a su mercado principal, Estados Unidos. Desconocemos si la subida terminará afectando a otras partes del mundo y a países latinoamericanos donde el servicio se paga en dólares.

Los nuevos precios de Netflix serán aplicables para todos los nuevos usuarios que accedan al servicio, mientras que para los clientes actuales entrarán en vigor en los próximos tres meses. Las tarifas se concretan en:

Plan Básico: 8,99 dólares mensuales (desde 7,99 dólares)
Plan Estándar HD: 12,99 dólares mensuales (desde 10,99 dólares)
Plan Premium 4K: 15,99 dólares mensuales (desde 13,99 dólares)
Aunque la subida es importante, los algunos analistas consideran que Netflix “sigue siendo una alternativa de entretenimiento muy barata” en Estados Unidos comparado con los planes de competidores como el HBO de AT&T o Hulu.

Guerra del streaming
Netflix justifica la subida de precio por la inversión realizada en nuevo contenido y en la mejora de la experiencia general de toda la plataforma. Netflix ha gastado miles de millones de dólares para reforzar su contenido original y defenderse de la competencia actual y la que está por llegar.

Si bien las inversiones agresivas de 8.000 millones de dólares en 2018 para financiar hasta 700 series de televisión y películas ha llevado a Netflix a aumentar el número de suscriptores, su deuda ha alcanzado 6.500 millones de dólares en 2017, casi el doble que en 2016. El aumento del precio de las tarifas puede suavizar las finanzas globales y ha sido bien recibido en bolsa con subidas del 6% para el valor de la acción.

Netflix prepara un futuro de competencia brutal en servicios de streaming de vídeo. A los actuales Hulu, HBO o Amazon Prime, suma el de otras tecnológicas como Google y en un futuro Apple.

Por si fueran pocos, el éxito de Netflix ha despertado a los dinosaurios de Hollywood. Hace unos meses vimos el anuncio del Disney Play, el servicio en streaming de la mayor compañía mundial de medios y ayer mismo informábamos de un servicio para 2020 de otro gigante como NBCUniversal.

Netflix no solo puede perder suscriptores sino contenido de terceros que tiene licenciado de esos proveedores que están desarrollando servicios propios. Es lo que está intentado reforzar con una fortísima inversión en contenido propio y ahí se justifica el aumento de precio.

Veremos cómo reaccionan los usuarios. ¿Cómo lo ves? ¿Se justifica el aumento de precio? ¿Mantendrás la suscripción si los precios siguen aumentando? ¿Quién podrá pagar en el futuro una decena de servicios en streaming de vídeo, música y videojuegos?

Compartir