Sacerdote amordazó, amarró manos y pies con cordones de adolescente y luego lo mató

0
259

Santo Domingo.-Luego de ultimar en la casa parroquial al adolescente Fernelis Carrión Saviñón, de 16 años, el sacerdote Elvin Taveras Durán lo amordazó con cinta adhesiva y amarró sus manos y pies con cordones.

Posteriormente el religioso lanzó el cuerpo de la víctima en unos matorrales envuelto en un mantel.

El relato está contenido en el expediente sobre la solicitud de medida de coerción del Ministerio Público para que el imputado sea enviado a prisión.

Pagos con ofrendas

Según la narración de las autoridades, Taveras Durán utilizó fondos de las ofrendas para pagar los RD$194 mil que entregó al joven en varias ocasiones para que no divulgara imágenes de ambos en relaciones sexuales.

“Fernelis Carrión se trasladó a la casa parroquial y llegó a las 10:45 de la mañana del viernes.

Luego del hoy occiso haber formateado el celular con las imágenes que tenía guardadas le reclamó al sacerdote que le entregara la suma de RD$80 mil, pero este solo le dio RD$4 mil, lo que originó una discusión”, se precisa en el expediente.

Acto seguido se produjo la muerte del adolescente a martillazos.

La Fiscalía de la provincia Santo Domingo solicitó medida de coerción de un año de prisión preventiva contra Taveras Durán.

El juez de la Oficina de Atención Permanente de esa jurisdicción, Julio Aybar, reenvió para hoy a las 9:00 de la mañana el conocimiento de la medida de coerción contra el sacerdote, ya que no tenía abogado para su defensa.

El fiscal adjunto Gilberto Castillo dijo que existen suficientes pruebas contra el imputado para imponerle la referida medida de coerción.

El acusado se encuentra recluido en la cárcel ubicada en San Luis.

Relación.

Según las declaraciones del sacerdote Elvin Taveras Durán al Ministerio Público, él tenía más de tres años de relación con el adolescente.

Conflicto.

Desde hace dos meses el hoy occiso   presionaba al religioso  para que le diera dinero y evitar que publicara imágenes íntimas.

Fuente/EL DÍA

Compartir