¿Cuáles son los síntomas del asma infantil?

0
57

El asma infantil es una complicación respiratoria que puede interferir gravemente con la vida de tu hijo, pero es una afección que puede ser abordada eficientemente si sus signos son detectados y atendidos de manera oportuna.

Como padre, tienes el deber de cuidar de tu hijo mientras no pueda hacerlo por sí mismo, y en los siguientes apartados encontrarás herramientas que te servirán para ello.

Síntomas del asma infantil

Según Mayo Clinic, el asma infantil puede causar molestias diarias que interfieran con los juegos, las actividades escolares y el sueño del niño. Razones más que suficientes para que aprendas a identificar dichos síntomas.

Algunos de los signos más frecuentes del asma infantil se presentan a continuación:

  • Tos frecuente que empeora con una infección viral
  • Sibilancia
  • Dificultad para respirar
  • Congestión u opresión torácica

Los síntomas del asma infantil varían según el niño, y ellos pueden mejorar o empeorar en el tiempo según el caso. Es probable que tu hijo empiece desarrollando indicios de la enfermedad y no el cuadro sintomático como tal.

Complicaciones

asma niños
Foto: Shutterstock

El asma infantil puede generar complicaciones según la gravedad de los síntomas y la falta de respuesta oportuna a ellos. Algunas complicaciones son:

  • Problemas para dormir causados por dificultad respiratoria, tos o silbido
  • Episodios de tos que empeoran por gripe o resfrío
  • Cansancio motivado por poco sueño
  • Problemas respiratorios que generen dificultad para jugar
  • Recuperación lenta de infecciones respiratorias o bronquitis

Estas complicaciones no indican todavía un agravamiento de los síntomas iniciales, pero sí que ellos entorpecen con la rutina normal de tu hijo.

Detectar los síntomas del asma infantil te permitirá diseñar junto con un especialista un plan especial para atender esta afección respiratoria de manera que la salud y rutina de tu hijo se vean afectadas lo menos posible. Con la acción oportuna el asma infantil es controlable.

Fuente: Opinión

Compartir