El Viejo Puro, el tamborero más prolífico de la música típica

0
113
El Viejo Puro

Santiago.-“El merengue se llama tambora, porque sin tambora no hay merengue”, afirma el músico percusionista Juan Antonio Robles, mejor conocido como “el Viejo Puro”, considerado uno de los más grandes tamboreros de la música típica.

En el género lo ha hecho todo, desde tocar varios instrumentos de percusión, componer, cantar, producir programas, impartir clases, creador de instrumentos, manejar artistas y otros talentos.

Aunque descubrió su pasión por la música al ver a su padre, acordeonista, cuando apenas tenía once años, pero se inclinó por la tambora porque aprendió viendo a un familiar; “mi papá, Manuel del Rosario, me dio las primeras prácticas, pero un cuñado fue quien me inspiró a tocar la tambora”.

El músico, oriundo de Villa Altagracia y criado en Baní, cuando contaba con 19 años se trasladó a la ciudad de Nagua y ahí conoció a Isaías Henríquez —hermano de Tatico— y se integró a su grupo a finales de la década de los 60. Además de otras agrupaciones, como la de Paquito Bonilla y la de Diógenes. “Yo viví en la casa de la madre de Tatico y por eso toqué con Isaías y conocí a Tatico”, afirma el músico.

El Prodigio surgió de su banda.

Recuerda que su familia le llamaba “Prito”, pero el emblemático Tatico Henríquez, fue quien de cariño y le puso el apodo de “El Viejo Puro”. Era una constante para el acordeonista decirle `viejo « a sus amigos y allegados.
Con los años fue adquiriendo experiencias en otros grupos, como el de Bartolo Alvarado, “El Ciego de Nagua”, en la que reconoció que avanzó como profesional.

En Estados Unidos
Años más tarde se fue a residir a los Estados Unidos y formó una agrupación junto a King de La Rosa, llamada “La Mezcla Típica”, de donde surgieron El Prodigio, Jovanny Polanco y Nicol Peña.

La agrupación se desintegró y retorna a su país y es cuando se integra al grupo de María Díaz, con quien años después contrajo matrimonio y procrearon dos hijos, uno de ellos el “Bebé Tambora” y quien en la actualidad lidera “El Grupo de Ahora”. Fue él quien le puso “La Reyna” a la merenguera. Después se separaron en lo musical y en lo sentimental.

Con más de 60 años dedicado a la música típica, confiesa que es su vida y su pasión para aportar a la identidad dominicana.
Como tamborero ha dejado una impronta por su estilo de tocar el instrumento de percusión y tiene muchos discípulos, que forman parte de las principales agrupaciones, siendo el más aventajado Rodolfo de la Rosa, conocido como “Boca Chula”.

Las adaptaciones
Le preocupa que muchos grupos hacen adaptaciones de canciones de otros géneros a merengue o pambiche, cuando existen tantas composiciones inéditas inspiradas en la música típica; “yo estoy dispuesto a regalarle mis canciones, solo pido que me den los créditos”.

En su trayectoria musical ha escrito más de 400 temas entre merengue y pambiche que han sido grabados por King de la Rosa, María Díaz, Fefita La Grande, El Prodigio, Banda Real, Jovanny Polanco, Nicol Peña, entre otros cantantes típicos.

Sus más conocidas
Se fue llorando, Gato entre macuto, Mi Tía, Respétala, El coquilleo, entre otros.
Junto con DJ Vitico, tiene desde hace cinco años un programa de radio, “La última tanda”, de lunes a viernes por la emisora La Súper Regional, en horario de 8 a 9 de la noche. También por las redes sociales. También tiene “La última tanda”, en centros de diversión, que realiza los domingos.

Compartir