Fidel Castro poseía una fortuna de 900 millones de dólares, según la revista Forbes

0
507
En 2003 tan sólo se le calculaba una riqueza de U$ 110 millones. Dos años después, llegó a tener U$ 550 millones (una suma cinco veces superior).

El extinro presidente cubano, Fidel Castro, era el séptimo mandatario más adinerado del mundo, según lo reportó un ‘ranking’ realizado por la revista Forbes, que busca destacar a los 10 gobernantes más ricos del planeta. El fallecido lísde cubano, con una fortuna evaluada en U$ 900 millones, se ubicó por encima las Reinas, Isabel de Inglaterra y Beatriz de Holanda.

Sin embargo, no superó a la riqueza del Rey de Arabia Saudita, Abdullah Bin Abdelaziz, quien se ubica en el primer lugar de la tabla con U$ 21 mil millones, seguido por el Sultán de Brunei, Hassanal Bolkiah, con U$ 20 mil millones;  la del Presidente de Emiratos Árabes Unidos, Jalifa bin Zayed Al Nahyan con U$ 19 mil millones; el Emir de Dubai, Mohamad bin Rachid con U$ 14 mil millones, la del Príncipe de Liechtenstein,  Hans-Adam, con U$ 4 mil millones, ni la del  Príncipe de Mónaco, Alberto II con mil millones de dólares.

A pesar de eso, lo asombroso del estudio es que Castro reunía más dinero que el Presidente africano de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, quien alcanza los U$ 600 millones; la Reina Isabel II de Inglaterra, con U$ 500 millones y finalmente la Reina Beatriz de Holanda, con U$ 270 millones.
Para los creadores del ‘ranking’, la fortuna de Fidel Castro creció enormemente en los últimos años, dado que en 2003  tan sólo se le calculaba una riqueza de U$ 110 millones. Dos años después, llegó a tener U$ 550 millones (una suma cinco veces superior).

Según Forbes, el patrimonio del presidente cubano casi se duplicó hasta llegar a los 900 millones de dólares. “Suponemos que él tiene el control económico sobre una red de compañías estatales que incluye el Palacio de Convenciones,  Cimex, tiendas al por menor y Medicuba, que vende vacunas y otros productos farmacéuticos producidos en Cuba”; pues según expertos, esta sería la única forma en la que el mandatario reuna dicha cifra.

La inclusión del nombre de Castro en la lista del año pasado tuvo una dura respuesta por parte del Gobierno cubano, al afirmar que tomaría acciones legales contra lo que consideraba una “infamia”.

Compartir