Gabriel confiesa que han intentado sacarlo del merengue haciéndole ofertas

0
399
El cantante Gabriel

Sano Domingo.- El cantante Gabriel Pagán confesó que mucha gente ligada al mercado de la música han intentado sacarlo de este ritmo y ponerlo a grabar otros géneros musicales ofreciéndole villas y castillas, pero no ha aceptado ni lo aceptará.

Precisó que hacer merengue le ha costado mucho trabajo y esfuerzo para mantenerse, así como hacer innovar y hacer cosas diferentes para poder entrar en el gusto de la gente, por lo que nadie lo sacará de ahí, sin importar lo que le ofrezcan.

Gabriel exhortó a los dueños, programadores de emisoras a no tener miedo a la hora de pautar un merengue, quizá por prejuicio de que le va a dañar su programación el oyente sintonizaría otra.

“A la gente le gusta el merengue y nadie va a cambiar de dial porque pauten un merengue. Este debe ser el país donde más suene el merengue, porque es de nosotros.

“Sé que el merengue es un ritmo que es costoso mantener, porque no es igual grabar un merengue que una canción urbana. Hacer un disco completo no es algo que se hace con poco dinero, pero también depende los músicos, el estudio y otros temas. Con el disco “Morí soñando” yo partí el cochinito. Esa fue una inversión costosa, porque fueron 14 aristas y tres años de producción, pero no te puedo decir la cifra exacta”, dijo Gabriel.

Y es que desde pequeño su anhelo fue convertirse en artista, algo que afirma le tomó mucho tiempo conseguir. Pero se preparó musicalmente estudiando en la University of California Berkeley.

No hubo nada más que le llamara la atención, a tal punto que hasta dejó la universidad para solo dedicarse a la música y conseguir un título en Berkeley.

Gabriel Pagán se ha identificado por sus sombreros de ala ancha y ya tiene una gran colección de ellos de diferentes colores, marcas y estilos.

De niño agarraba la raqueta de jugar tenis como si fuera una guitarra. “Mi madre me cuenta que yo me metía a la cocina, agarraba las ollas y empezaba a tocar con ellas. Todo lo que era música estaba metido en todo”.

Desde los cinco años de edad siempre llevaba consigo una guitarra para donde quiera que iba. Sus primeros estudios musicales los realizó en la escuela Mubarak, con doña Berenice Mubarak, quien le inculcó el piano.

Su primera composición fue “Ya no siento la magia”, luego de haberse separado de su novia. Sus primeras grabaciones fueron “Huellas del silencio”

Gávielo Vargas le dio las herramientas para poder entrar a Berkeley y luego de varias audiciones consiguió entrar a esta universidad en 2008, donde comenzó con la carrera de producción musical, hasta 2012, año en que se graduó.

“Peripecias” fue su primer álbum, en el cual aún estaba buscando su identidad. Con este disco yo estaba muy pop, muy jazz y no conectaba con el público, pues yo estaba muy verde aún, pero quería mostrar todo lo que tenía dentro y todo lo que sabía”.

Luego de este disco se mantuvo alrededor de dos años en su estudio solo haciendo música y buscando su estilo y grabó dos álbumes de bachata y dos de merengues que nunca salieron al mercado

Su despegue

Su éxito de siempre es el merengue “A tan solo una hora”, lanzado en diciembre de 2016. Pero entró de repente al gusto de la gente y estuvo sonando por más de un año.

Durante sus inicios, Gabriel no tenía una línea definida, hasta grabar junto a Ilegales el tema “Como te sueño yo”, un mérenos que le abrió las puertas.

“Me llamó mucho la atención que cuando viajaba a diferentes países como México, Colombia, Venezuela y otros, todos conocía a nuestros merengueros y aproveché que en ese momento no había ningún joven haciendo merengue que estuviera impactando”, confesó Gabriel tras ser entrevistado en Aquí está el merengue, que se transite cada sábado por Rumba 98.5.

“Par’ nosotros dos”, “Solo te veo” y “A tan solo una hora empezaron a colocarlo en el gusto de la gente, por lo que desde ese momento entendió que el merengue era lo suyo.

Lo nuevo

“Quiéreme” es lo más reciente de Gabriel, un merengue que estrenó la semana pasada, Par de la película dominicana “No es lo que parece”, de la producción de Caribeña Cinemas.

“Esta canción la escribí en mayo del pasado año, pero no la hice solo, pues conté con la colaboración de mi pareja y de Daniel Gómez, mientras que Rony, quien es parte de mi banda, trabajó junto a mí los arreglos, un tema que lleva la misma línea de “A tan solo una hora” y le vamos a dar buena promoción”, comentó Gabriel.

Compartir