Huawei filtra la hoja de ruta Intel para servidores y lanzamiento de DDR5 y PCIe 5

0
257

Ironías del destino, poco antes de la «sentencia de muerte» dictada por Trump, la división de servidores de Huawei presentó en Rusia un ambicioso calendario para su familia Fusion Server, en sintonía con una hoja de ruta de Intel no publicada hasta ahora en la que contempla la llegada de DDR5 y PCIe 5.

Dejando a un lado el caso Huawei y sus enormes repercusiones en todo el sector de semiconductores, tecnología en general y hasta en la economía mundial si la presión comercial se agrava, la presentación de Huawei nos permite conocer el roadmap de Intel para servidores y centros de datos y especialmente la situación de dos nuevas y esperadas interfaces: DDR5 y PCIe 5.

DDR5 y PCIe 5

La hoja de ruta muestra las arquitecturas Cooper Lake y Ice Lake (la primera fabricado en procesos tecnológicos de 10 nanómetros) para mediados de 2020. La siguiente sería Sapphire Rapids en 2021, mientras que Granite Rapids llegaría en 2022 y podría estrenar la producción de 7 nanómetros.

Además de la nueva memoria Intel Optane persistente; soporte para servidores de 1, 2, 4 u 8 zócalos; soporte para hasta ocho canales de memoria y un montón de modelos Intel Xeon con diferente número de núcleos, lo más interesante a nivel cliente son las nuevas interfaces que soportará.

DDR5 y PCIe 5

DDR5

La memoria RAM o memoria de acceso aleatorio es un componente esencial de cualquier equipo informático. Se utiliza principalmente para cargar instrucciones de la CPU junto a las memorias caché que incorpora el propio procesador, así como para manejar datos del sistema y aplicaciones mientras se ejecutan en la computadora.

JEDEC, organización para la estandarización de la ingeniería y desarrollo de tecnologías basadas en semiconductores, anunció en 2017 los primeros pasos en el desarrollo del nuevo estándar de memorias RAM DDR5, tras una fase de expansión de la última norma aprobada, DDR4, que llegó al mercado hace un par de años, ofreciendo grandes mejoras sobre DDR3 en rendimiento y voltaje de operaciones, principalmente.

DDR5 también apunta a grandes ventajas, destacando posibilidad de doblar la frecuencia de trabajo base de DDR4 situada en 2.133 MHz, a 4.266 MHz en DDR5. Además de un mayor rendimiento promete una mayor densidad, lo que permitirá aumentar la capacidad por módulo, y un menor consumo. También mantendrá algunas ventajas implementadas en DDR5, como tener operaciones independientes de activación, escritura, lectura o refresco de la información, y todas ellas son autónomas según los grupos con bancos de memoria, algo que hará que mejore la eficiencia y el rendimiento de este desarrollo.

Se espera el desarrollo de módulos con capacidades de 8, 16, 32 y 64 Gbytes, además de las variantes como LPDDR5 (Low Power Double Data Rate 5) destinadas a dispositivos portátiles y equipos de baja potencia. Según la hoja de ruta filtrada, Intel pretende introducir DDR5 en servidores en 2021, por lo que podría estar disponible en el segmento cliente en 2022.

PCIe 5

PCI Express es un bus local de Entrada/Salida fundamental en la arquitectura actual de las computadoras y, de hecho, se cree que será un bus único para el futuro del PC. Se utiliza mayoritariamente para comunicación de las tarjetas gráficas y también puede usarse para conectar componentes de red, de sonido y también de almacenamiento para instalar las SSD más rápidas del mercado reemplazando a discos duros y unidades de estado sólido SATA.

PCI Express 3.0 está disponible desde 2010 y desde entonces las necesidades de la industria han aumentando especialmente en el mercado gráfico, pero también en otras aplicaciones con grandes cargas de trabajo y ancho de banda como las tecnologías relacionadas con inteligencia artificial.

Por ello, el consorcio PCI-SIG anunció el año pasado las especificaciones finales de la próxima generación PCI Express Gen 4.0. Ofrecerá un mayor rendimiento que el actual PCIe 3.0, aumentando el número de canales por el que pasa la señal para duplicar el ancho de banda hasta 16 Gigatransferencias por segundo.

PCI-Express_3

Las previsiones iniciales para su implantación no se han cumplido y finalmente llegará con bastante retraso. Los primeros productos bajo PCI-Express Gen 4.0 estarían disponibles este mismo año. Consecuencia de lo anterior, también se ha retrasado la siguiente versión, PCIe Gen 5.0, que volverá a ofrecer un aumento de rendimiento sustancial, usando una frecuencia de 32 GHz hasta alcanzar un ancho de banda de 128 GB/s en full duplex, duplicando el de PCI Express 4.0 y a su vez cuadriplicando la de PCI Express 3.0.

Intel soportaría PCIe 5 en servidores en 2021 con la arquitectura Sapphire Rapids. También podría estar en el mercado en esa fecha a nivel cliente, aunque el problema es que prácticamente se superpondrá a PCIe 4. Esperaremos confirmación oficial de esta hoja de ruta Intel filtrada -curiosamente- por Huawei en Rusia.

FUENTE

Compartir