Lo que nunca se pensó, que Vincho Castillo y el PRM se dieran las manos; aquí la historia

0
5488

SANTO DOMIGO.- Desde la década de los 70, Vincho Castillo y su familia habían sido los principales detractores de los candidatos del Partido Revolucionario Dominicano, la mayoría de estos, hoy miembros del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Se recuerda que luego de salir del poder el PRD en 1986, Vincho Castillo fue uno de los perseguidores de sus dirigencia, apoyado por el entonces presidente de la república Joaquín Balaguer.

Muchos fueron a la cárcel y otros tuvieron que huir del país como José Michelén, fallecido en días pasados y Fulgencio Esppinal, mientras que otros fueron a parar a la cárcel, como el propio expresidente Salvador Jorge Blanco y unos de sus principales colaboradores, Rafael Flores Estrellas, entre otros.

Para 1996, Vincho Castillo y sus hijos iniciaron una campaña apelando al patriotismo para que José Francisco Peña Gómez no ganara la presidencia de la república. Lo acusaron de haitiano e iniciaron una campaña  cuestionaban su nacionalidad, lo acusaban de  tener origen haitiano y de estar vinculado al narcotráfico. Esa campaña fue calificada por  el propio Peña Gómez de sucia y racista.

Las elecciones del 16 de mayo  transcurrieron normales y los electores estrenaron los 9,956 colegios electorales. Se registraron en el padrón  3 millones 750 mil 502 personas.

En la primera vuelta ninguno de los candidatos alcanzó el 50 más uno de los votos. El Acuerdo de Santo Domingo obtuvo  1 millón 270 mil votos (47%); el PLD   y aliados alcanzaron 1 millón 076 mil 872 sufragios para un 38% y el PRSC  y aliados  420 mil 560 votos para un 14.9%. La abstención en la primera vuelta llegó a 20.16 por ciento.

Para que Peña Gómez no ganara se formó el Frente Patriótico con Joaquín Balaguer a la cabeza

Balaguer dijo que ese editorial no le merecía ningún comentario, en tanto Vincho Castillo lo condenó, por entender que vertía calificativos infamantes y desconsiderados contra Balaguer y  Bosch.

Para Peña Gómez, el Frente Patriótico era  una cruel injusticia y una maniobra para impedirle llegar al poder.  Álvarez Bogaert lo calificó de diabólico.

Balaguer llamó a votar por Leonel. El PLD ganó la Presidencia al  obtener un millón 466,382 votos, contra un millón 394,641 sufragios del PRD.  Hubo 1,045 votos observados y 18,829 votos nulos.

Vincho versus Ahtuye en 1978

Hatuey De Camps fue un polemista de la política que se enfrentó  a varios dirigentes del PLD y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) pero uno de los más recordado en la vida de De Camps fue un episodio con el abogado Marino Vinicio (Vincho) Castillo luego de las elecciones del 1978, comicios que pusieron fin a los 12 años de gobierno de Joaquín Balaguer para dar paso al PRD. La causa del enfrentamiento público entre ambos fue el conocido “fallo histórico” de la Junta Central Electoral que otorgó cuatro senadores al PRSC y que De Campos acusó a ese partido de despojar al PRD de esos cargos. La voz cantante por el PRSC la llevó Castillo, y Hatuey, entonces secretario general del PRD, polemizó con el jurista.

El pacto con para 24 senadurías

Una coalición electoral de doce partidos políticos se comprometieron a eliminar la mayoría absoluta que tiene el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y sus aliados en el Senado de la República, llevando candidaturas comunes en este nivel de elección.

Argumentaron que la composición actual del Congreso está afectando la libertad de asociación, el derecho a la privacidad y la libertad de expresión y difusión del pensamiento.

El acuerdo, que abarca veinticuatro provincias, fue suscrito por los partidos Revolucionario Moderno (PRM), de los Trabajadores Dominicanos (PTD), Reformista Social Cristiano (PRSC), Bloque Institucional Socialdemócrata (BIS), Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), Revolucionario Social Demócrata (PRSD), Fuerza Nacional Progresista (FNP), de Unidad Nacional (PUN), Humanista Dominicano (PHD), Frente Amplio (FA), Dominicanos por el Cambio (DxC) y Alianza Por la Democracia (APD).

Mayor cantidad
La mayor cuota de candidaturas la tendrá el PRM, con representaciones en las provincias de Azua, Bahoruco, Duarte, El Seibo, Elías Piña, Hato Mayor, María Trinidad Sánchez, Monseñor Nouel, Peravia, Puerto Plata, Sánchez Ramírez, Valverde y la provincia de Santiago, incluida dentro de los aliados, en ese caso, el Partido Dominicanos por el Cambio, que postula a Eduardo Estrella.

El PTD o La Fuerza del Pueblo junto a su bloque de aliados llevaran siete candidaturas senatoriales distribuidas en las provincias de Barahona, Dajabón, Hermanas Mirabal, Espaillat, La Altagracia, Independencia, La Vega, San José de Ocoa, Santiago Rodríguez, Pedernales y San Cristóbal.

En ese grupo están tres candidaturas del PRSC y una del BIS.

Desbalance congresual
El PRM, que es el principal partido de oposición, solo tiene dos curules en el Senado, las treinta restantes fueron ganadas por el PLD y sus aliados en las pasadas elecciones del año 2016.

Los firmantes leyeron una declaración conjunta en la cual afirmaban que “el propósito esencial del acuerdo es garantizar que en las elecciones de mayo se produzca una profunda renovación en la composición y representatividad del Senado”.

Aseguraron que aunque han tenido y tienen diferencias políticas, es menester poner el interés colectivo y nacional por encima del particular.

EL grupo prometió concretar alianzas parciales en las demás provincias.

José F. Peña Guaba, presidente del BIS, dijo que en lo adelante seguirán estableciendo acuerdos que incluyan el nivel municipal, donde se hacen más difícil los acuerdos.

Compartir