Los beneficios del polvo de Sahara y otros datos que pocos conocen

0
1178

SANTO DOMINGO.- Desde el pasado domingo en la tarde llegó al Caribe el polvo de Sahara, afectando la cotidianidad de la gente, con una densa nube que ocultó el sol por varios días.

Por lo general, las partículas que llegan al país son de 50 micrones por metros cúbicos, pero en esta ocasión se habla de 200.

Sin embargo, este polvo tiene sus beneficios. El aire seco de la capa de polvo inhibe la formación de nubes de gran desarrollo y hace difícil que los ciclones tropicales se intensifique, explicó Gloria Ceballos.

Esto puede ser beneficioso, ya que la temporada de huracanes de este año se proyectó como de mucha intensidad, más de lo habitual y sí, más de estas nubes de polvo siguen formándose, no habrían huracanes tan intensos.

Otro aporte importante del polvo del Sahara para el planeta es que favorece a los ecosistemas continentales, como el del Amazonas, puesto que contribuye a la fertilización de los bosques, agregó la funcionaria. De igual forma, colaboran con los ecosistemas marinos, aportando a sus vidas.

Este “polvo” ayuda a mantener fértil las tierras, especialmente, por la cantidad de minerales que traslada que favorecen el ecosistema del Amazonas, donde se encuentra el conocido “pulmón del mundo”.

Entre los nutrientes arrastrados por los vientos desde África está el fósforo, esencial para la vida en la selva amazónica, según un estudio de la Nasa de 2015.

“Todos los años, se transportan grandes cantidades de polvo del suelo desde África, a través del Atlántico y hacia el Caribe. Ese polvo desértico (cálido y seco) se amasa en una capa de aire justo por encima del frío y húmedo aire del Atlántico”, escribió el comunicador.

Asimismo, apoyado en imágenes satelitales de la Nasa y Weather Channel comentó que la capa de polvo incide en los “cielos rosados” que se aprecian en el mes de junio, tanto al amanecer como al atardecer.

También es el responsable de la creación de muchas playas en el Caribe, como las Bahamas.

El Polvo del Sahara está compuesto por arena y aerosoles dispersos – los cuales contienen además de material mineralbacteriashongos y virus-, que se generan en tormentas que se forman al Occidente de África.

Viene de muy lejos

El recorrido comienza desde el desierto más grande de África y se trata de una capa de aire seco y polvo que se forma sobre el desierto y se mueve hacia el Atlántico, viajando en la parte media de la atmósfera, a una altura de entre unos dos mil a cinco mil metros.

Según datos de la Comisión Nacional del Agua, la Capa de Aire del Sahara (SAL, por sus siglas en inglés) es una masa de aire muy cálida y seca, que se forma sobre el desierto del Sahara a finales de la primavera y hasta principios del otoño.

Comúnmente se desplaza sobre el Océano Atlántico, además puede llegar hasta el Mar Caribe y el Golfo de México; en ocasiones alcanza una extensión horizontal de cuatro a cinco mil kilómetros.

Compartir