Políticas sociales

0
1430

Sin dudas que se debe reconocer en el Presidente Danilo Medina una aplicación integral de políticas sociales que van en beneficio de una gran mayoría de dominicanos.

En un país donde las inversiones aumentan cada año y el crecimiento  es anunciado con bombos y platillos por los organismos económicos entonces en necesario incrementar beneficios sociales hacia los más necesitados para que el equilibrio sea la base del desarrollo.

La construcción de viviendas a bajos costos, la entrega de seguro médico subsidiado y los acuerdos que logran pensiones dignas para empleados del Estado son iniciativas dignas de reconocer.

Las inversiones mediante las llamadas “visitas sorpresa” también son puntos a favor de las gestiones de Danilo Medina.

En dominicana, principalmente en los centros urbanos de mayor población se siente la tendencia consumista que envuelve a los ciudadanos a adquirir productos de alto consumo, creándose la necesidad de los mismos.

El área de la construcción es otro elemento que forma parte de las gestiones del actual Jefe de Estado y su equipo de tal manera que tanto pública como privada la inversión en esa área facilita la adquisición de casas y apartamentos con suma facilidad.

El Presidente de la República en su discurso de toma de posesión el 16 de este mes anunció incremento en las ayudas de la tarjeta Solidaridad, aunque esto suene positivo en el fondo la decisión podría reforzar el paternalismo estatal sobre la gente y promover las faltas de iniciativas de trabajos.

Este punto debe ser revisado porque entre tantas iniciativas positivas en vez de aumentar los incentivo de Solidaridad lo que hay es que irla eliminando e intercambiar las mismas por préstamos a bajo interés para los emprendedores.

Lo mismo podría decir de los apartamentos que se entregan totalmente gratis a la gente, si se dan cuenta estos no dan valoración a los mismos de tal manera que los dejan deteriorar o los traspasan y ese no es el objetivo del Estado a la hora de entregar dichas viviendas.

En otros países esos apartamentos son alquilados a bajos precios por los gobiernos dependiendo de las formas de aplicación y si el inquilino progresa y decide irse pues se le alquila a otra familia pobre.

Con la revisión de esos elementos, y el reconocimiento de los demás programas sociales que promueve Danilo Medina desde su llegada al poder, podemos decir que el primer mandatario y sus gestiones merecen la calificación de cien.

Por Marino Ramírez Grullón

Compartir