República Dominicana en la mirada del New York Times como siguiente foco en la iniciativa sobre chips y ciencia de EE. UU.

0
10
Palacio Nacional

Santo Domingo.- En un  artículo del New York Times publicado el 1 de abril, la periodista Farah Stockman destaca el papel emergente de la República Dominicana en el contexto de la reestructuración de la cadena de suministro tecnológico liderada por Estados Unidos, enfocándose en la disminución de la dependencia de microchips provenientes de Asia.

El artículo titulado «¿Es este el Silicon Valley de América Latina?» resalta el compromiso de Estados Unidos con la diversificación de su cadena de suministro y la incorporación de aliados estratégicos en América Latina, señalando específicamente a la República Dominicana como un actor prometedor en este esfuerzo.

El artículo menciona que, mientras la Ley de Chips y Ciencia es conocida principalmente por sus subsidios multimillonarios para la construcción de instalaciones en suelo estadounidense, también incluye financiamiento modesto para fortalecer las fuerzas laborales y la infraestructura de los aliados de EE. UU., con Costa Rica y Panamá ya beneficiados mediante esta iniciativa. La República Dominicana aparece como el siguiente país en la lista para recibir apoyo, lo que indica un reconocimiento significativo de su potencial para contribuir a la cadena de suministro global de tecnología.

Este enfoque en la República Dominicana resalta su posición estratégica y su potencial de crecimiento en el sector tecnológico, ofreciendo una oportunidad única para fortalecer su economía y establecer una presencia decisiva en el mercado global de microchips y tecnologías avanzadas. El Gobierno dominicano ve esta mención como una validación de sus esfuerzos por atraer inversión extranjera, así  como para mejorar la infraestructura y la educación técnica en el país.

La inclusión de la República Dominicana en esta iniciativa de Estados Unidos es un paso adelante hacia la integración del país en las cadenas de valor globales de alta tecnología y un testimonio de su creciente importancia como centro de innovación en América Latina.

El artículo del New York Times puede ser visto en este enlace.

Compartir